No hagas agilidad, “Se Ágil”

No hagas agilidad, “Se Ágil”

Los términos “hacer agilidad” y “ser ágil” se utilizan mucho y no hay una diferenciación marcada al momento de utilizarlos. Sin embargo, hay una gran diferencia entre ambos, y es importante explicarlo.

“Hacer Agilidad” implica simplemente adoptar las prácticas sin comprometerse o demostrar vivir los principios y valores ágiles. “Ser Ágil” implica vivir y respirar los principios y valores de Agile a través de las prácticas de la Agilidad día tras día. Es fundamental tener clara esta diferenciación para lograr transformaciones ágiles exitosas.

¿Porqué es tan importante entender la diferencia?

Hacer agilidad puede alcanzarse de la noche a la mañana, Ser Ágil es un viaje

Utilizando una analogía, cualquier puede ponerse un par de zapatillas para correr y comenzar a correr, pero para convertirse en un maratonista uno debe aprender ciertos principios (buscar tener la mejor técnica para correr, conocer los tipos de carreras, entrenar de manera holística, competir contigo mismo, etc) y valores (disciplina, perseverancia, nunca darse por vencido, etc). Desarrollar una mentalidad de corredor no se hace de un día para otro. Al igual que la agilidad, es un viaje que hay que recorrer.

Hacer Agilidad es fácil Ser Ágil es difícil

Comentare un par de ejemplos.

  1. Cada dos semanas lanzamos una nueva funcionalidad de nuestro producto (Hacer Agilidad), sin embargo no tenemos claro si esto impacta o como impacta o si es lo que necesita el usuario, porque no estamos enfocados en satisfacer al usuario (Ser Agile), si no en cumplir con lanzar cosas nuevas, con generar entregables.
  2. La reunión Daily de Scrum, es una reunión de sincronización entre el equipo para saber como van hacia el objetivo del sprint o si hay algo que los bloquea y como lo pueden resolver. Si el equipo no tiene claro esto y no hay una cultura de agilidad en el equipo, está reunión se puede convertir en una reunión de reporte al Product Owner.

Las practicas agiles (Hacer Agilidad), son bastante simples de entender y pueden comenzar a aplicarse inmediatamente por ejemplo: una daily, una retrospectiva, etc. Sin embargo el “Ser Ágil” implica un cambio de mindset, hay un cambio interno en la forma en la que vemos las cosas y ese tipo de cambios no se dan de manera fácil, porque los cambios son incomodos y porque hemos venido haciendo las cosas de una manera mucho tiempo, así que requiere un refuerzo extra y constante.

Es por eso que es importante estar reforzando los valores y principios y dándonos espacios para analizar que tan agiles estamos siendo, de está forma al adoptar y entender los principios y aplicar las practicas correctas y adaptarlas a diferentes clientes y situaciones.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *